Actividades culturales

Quand j'étais petit

La familia de N’Sele Malone solía reunirse para ver espectáculos improvisados de marionetas cuando su tío volvía en verano a Burundi. Malone tenía doce años y no les prestaba mucha atención, interesado solo en el fútbol. Un día, mientras jugaba en la calle, sucedió algo que cambiaría totalmente el rumbo de su vida. Hoy, viente años después, es uno de los titiriteros más reconocidos de África del Oeste y solo a través de las marionetas que construye en su taller de Burkina Faso, es capaz de liberar y transformar sus recuerdos.

Dentro de

Entidades organizadoras

Entidades colaboradoras